Home » Technology » Un vistazo al Sandisk iXpand Base: carga tu iPhone y haz una copia de seguridad extra mientras duermes
Technology

Un vistazo al Sandisk iXpand Base: carga tu iPhone y haz una copia de seguridad extra mientras duermes

hard disck
sandick

Ixpand Base Tarjeta

Apple nos da dos formas de hacer una copia de seguridad de nuestros dispositivos iOS: a través de un Mac mediante iTunes y un cable Lightning o a través de iCloud, sin cables y valiéndose de la conexión a internet. Es más que suficiente, pero siempre habrá quien quiera proteger sus datos con medidas adicionales.

Para esos usuarios, Sandisk tiene la iXpand Base. La idea que ha tenido el conocido fabricante es una especie de ‘peana’ en la que puedes cargar tu iPhone mientras duermes, pero con el añadido de poder crear una copia de seguridad en un disco en esa misma base por si las moscas.

Esa copia de seguridad va completamente aparte de la copia que hace iOS en iCloud o mediante iTunes, de modo que pasarías a tener dos copias de seguridad de tu teléfono. Puedes creer que es algo innecesario, pero para quien dependa mucho de ese teléfono tener una doble copia puede ser interesante.

No es un disco, es una base con lector de tarjetas SD

La apariencia general de la iXpand Base es la de una peana bastante conseguida para apoyar y cargar el teléfono. No incluye ningún cable Lighning, pero cuando aportas el tuyo puedes hacerlo de forma que queda bastante escondido. La conexión USB está en un hueco de la parte inferior de la base, y todo lo sobrante del cable que tengas puede enrollarse en los laterales justo bajo la goma antideslizante.

No hay ningún disco ni chips de memoria en el interior de esa base, de la parte del almacenamiento se encarga una tarjeta SD que se puede extraer. En cierto modo puede jugar en contra de Sandisk: hay modelos de 32, 64, 128 o 256 GB. Se venden por 72,82, 80,04, 130,68 o 207,59 eurosrespectivamente en Amazon. ¿Qué me impide que compre el modelo más barato de 32 GB (en la web oficial está incluso a 49 dólares) y luego busque yo mismo una tarjeta SD de 256 GB más barata para ponérsela? O incluso una de 512 GB por un poco más de dinero.

Aunque no todo es malo: cambiando las tarjetas SD podemos incluso gestionar más de una copia de seguridad, dando flexibilidad al asunto por si no queremos sobreescribrlas.

 



Anuncio
A %d blogueros les gusta esto: